Monday, May 12, 2008

Él no era un Gringo Amigo (Hiram Bingham y Machu Picchu)



Hace casi 2 siglos Raimondi acuñó la frase “el Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, ha pasado mucho tiempo y esta frase sigue vigente, pues el mendigo no ha reflexionado plenamente y no ha tomado las decisiones estratégicas adecuadas para cambiar su condición.

Quizás lo que ha limitado los procesos es la falta de integración de las numerosas nacionalidades que componen el Perú. El nacimiento de la republica, convirtió en hermanos (en teoría) a opresores y oprimidos, que lastimosamente hasta ahora no han tenido una apropiada cohesión. Es invalorable la herencia de nuestro pasado indígena, y de nuestra maravillosa geografía. Pero hasta ahora la desvaloración de todo lo autóctono ha cegado el aprovechamiento de todo el potencial.

Por ello es que desde que somos independientes los que mejor han aprovechado los recursos y el potencial de Perú han sido extranjeros. Primero mucho del capital mundial de las coronas de España e Inglaterra se formaron con el oro extraído del Perú en 300 años de opresión. Ya en la época republicana, diversos personajes se han hecho famosos gracias a las riquezas del pasado peruano, uno de ellos fue Hiram Bingham, quien es considerado mundialmente el descubridor de Machu Pichu, antes de ello era un gringuito estudioso completamente desconocido. Que vino al Perú, así como vienen actualmente los miles de turistas interesados en hacer turismo y hacer pequeños estudios.

Se ha probado más de 1000 veces que Machu Pichu, cuando Bingham llegó ya era conocida por los pobladores locales, incluso algunas personas hacían trabajos de guías para zonas no tan conocidas, justamente dos de ellos guiaron a Bingham a la inmortalidad. Estas poblaciones locales no se imaginaban el valor de las ruinas para la humanidad, lo que fue aprovechado por Bingham que luego la descubrió para el mundo, y se catapultó en los anales de la historia mundial, pues incluso he revisado en internet, y hablar de Machu Pichu, muchas veces es hablar de Bingham. Y donde queda el Perú, los peruanos, o los mismos incas.

Lo peor de todo, una vez descubierto y con el consentimiento de las autoridades de la época, se inició el saqueo a la ciudadela. Se llevaron 46532 piezas (registradas) y quien sabe que otras cosas más. La realidad supera a la ficción, pues ni Indiana Jones, con lo intrépido que es hubiera podido sacar de un país lejano tantas piezas. Me imagino que en aquel entonces la moral autóctona estaba tan devaluada que para los autóctonos los objetos de sus antepasados no valía nada, o bien simple las autoridades ayayeras dieron todas las facilidades por quedar bien con la Universidad de Yale.

Me resulta increíble el pensar en ¿cómo hizo Bingham para sacar las 46 532 piezas?. Considerando que en aquel entonces la accesibilidad de la ciudadela era muy complicada. Me imagino que utilizó todo un ejército de indígenas cargando las piezas a ritmo de hormigas. Supongo que de la ciudadela las llevó hacia el Cuzco, y luego emprendió hacia Lima, para que desde el callao enviar las piezas hacia Estados Unidos. ¿Cuánto tiempo le habrá tardado? Cuantos camiones, mulas, cargadores y barcos habrá utilizado?. ¿Existira alguna foto de ese acontecimiento?. En verdad movilizar esa cantidad de piezas es alucinante. Me imagino que los españoles hacían cosas parecidas para llevarse el oro del Perú.

Uno de los argumentos de la Universidad de Yale, es que no nos devuelven, pues nuestras autoridades culturales, no podrían dar el custodio adecuado, según ellos lo retienen para conservar las piezas de forma adecuada. Eso es fácilmente cierto, pues el país tiene decenas de experiencias en perdidas del patrimonio cultural, hemos dejado que se nos deteriore y saquee millares de piezas de nuestro milenario pasado.


Estoy completamente seguro que las decenas de personas que ayudaron a cargar las piezas, no tenían la más mínima idea de lo que hacían. Como muy a menudo pasa incluso en la actualidad. Pues desde hace años décadas el Perú viene siendo visitado por miles de turistas y estudiosos extranjeros. Que se internan en nuestras selvas, y nadie monitorea sus accionar. Y después de unos años, aparecen piezas peruanas en exhibiciones internacionales, o las patentes de muchos productos peruanos aparecen registradas a nivel mundial con origen en otro país. El colmo es que luego el Perú no puede reclamar. Nos están robando el oro de nuestro banco, con nosotros sentados allí.

Es indudable que el banco de oro del mendigo desde hace décadas viene siendo utilizada para engordar las cuentas de diversos “estudiosos”. Desde Hiram Bingham a la fecha el Perú ha sido triple mente saqueado. El último gran escándalo de ese tipo fue el caso de las momias robadas por Eliane Karp, la mismísima ex primera dama. Y el común denominador es que esos robos son a vista y paciencia de nuestras autoridades. Con coimas, regalitos y buen humor, se esta pelando al país. Parte de culpa la tenemos todos, pues siempre tratamos de ser amables con los visitante extranjeros, sin ponernos a pensar en ¿cúal? es el verdadero motivo de sus visitas al país. Lo que es más curioso es que muchos de nosotros creemos que los gringos o extranjeros son ingenuos o cojudos.

En el Perú aún existen millares de tesoros arqueológicos y genéticos que aun podemos utilizar a favor de nuestro país. A nivel institucional deberían conversar respecto a la custodia de nuestros patrimonios e incluso desarrollar una legislación que proteja los patrimonios y recursos genéticos del estado. Pero más importante es desarrollar tecnologías y conocimientos que permitan ampliar las visiones y las perspectivas nacionales, y eso se hace desarrollando el capital más importante de las naciones que es el “capital humano”, que tendría que conocer como custodiar y utilizar el oro del banco del mendigo.

El uso de estos lineamientos no es algo nuevo, pues en todas las sociedades desarrolladas se utiliza esa formula, pues por ejemplo es una de las líneas principales de las políticas norteamericanas, que los ha posicionado en la cúspide del mundo. Siempre han sabido que hacer con sus recursos, algo contrario a nuestro país.

Como nota aparte tengamos cuidado con el Plan Colombia, y con todo lo que hacen los gringos en el Perú, en el siglo pasado la prioridad fue el petróleo y en este será el agua. Y en el Perú somos tan afortunados de poseer la naciente del río con más litros de agua en el mundo. No quisiera imaginarme que en 100 años, un bisnieto mío este escribiendo un articulo titulado “como el mendigo se quedo sin banco?”.

Labels: , , ,

1 Comments:

Blogger Frank said...

Isaac
tu comentario es exclente. aprovecho tanbien para decirte que ya pagamos el hosting para la revista loreto hoy podemos ya trabajar.

fernando najar

9:08 AM  

Post a Comment

<< Home